viernes, 20 de noviembre de 2009

Científicos (casi) olvidados: Willem de Sitter


Hoy se cumplen 75 años de la muerte del matemático neerlandés Willem de Sitter.

Willem de Sitter nació en Sneek (Países Bajos) el 6 de mayo de 1872. Estudió matemáticas en la Universidad de Groninga, en cuyo laboratorio de astronomía se integró tras sus estudios. Entre 1897 y 1899 trabajó en el observatorio de El Cabo, en África del Sur. En 1901, de regreso en Groninga, se doctoró con una tesis sobre las órbitas de los satélites de Júpiter.

En 1908, de Sitter fue nombrado catedrático de astronomía de la Universidad de Leiden, de cuyo observatorio fue director desde 1919 hasta su muerte, el 20 de noviembre de 1934. Entre 1925 y 1928 fue presidente de la Unión Astronómica Internacional.

De Sitter realizó sus contribuciones más importantes en el campo de la cosmología: mostró que las ecuaciones de la relatividad general admitían soluciones en las que el Universo se expande o se contrae indefinidamente, y otras en las que oscila. También propuso, conjuntamente con Einstein, la existencia de la materia oscura. Una solución exacta de las ecuaciones de la relatividad general, un Universo en expansión sin materia, recibe el nombre de Universo de de Sitter.

En 1916, de Sitter predijo el efecto que lleva su nombre, también llamado precesión de de Sitter o precesión geodésica. Éste consiste en el desplazamiento del eje de un giróscopo en órbita debido a la curvatura del espacio-tiempo, y fue verificado experimentalmente por el satélite Gravity Probe B, lanzado por la NASA en 2004.

También llevan el nombre de de Sitter un cráter de la Luna, situado cerca del borde norte del satélite, y un asteroide del cinturón principal, el número 1686, descubierto en 1935.



El mismo día que moría Willem de Sitter nació el cantautor Paco Ibáñez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada