domingo, 15 de noviembre de 2009

Científicos (casi) olvidados: Charles Wilson


Hoy se cumplen 50 años de la muerte del físico y meteorólogo escocés Charles Wilson, Premio Nobel de Física en 1927 por la invención de la cámara de niebla.

Charles Thomson Rees Wilson nació el 14 de febrero de 1869 en Glencorse (Escocia). Comenzó a estudiar biología en Manchester, con la intención de hacerse médico. En 1888 se trasladó a Cambridge y se interesó por la física, la química y, especialmente, la meteorología.

En 1893 comenzó a estudiar las propiedades de las nubes. Trabajó en el observatorio del Ben Nevis, donde estudió la formación de las nubes, e intentó reproducir el efecto a pequeña escala, en el laboratorio de Cambridge, mediante la expansión de aire húmedo en un recipiente cerrado. Descubrió que el paso de iones a través del recipiente provocaba la formación de un rastro de condensación en su trayectoria; así nació la cámara de niebla, por la que ganó el Premio Nobel de Física en 1927. La cámara de niebla fue un detector imprescindible en los primeros años de la física de partículas. Gracias a ella se descubrió el positrón y se observó la creación y aniquilación de pares electrón-positrón y la transmutación de los núcleos atómicos.

Charles Wilson murió el 15 de noviembre de 1959 en Carlops, cerca de Edimburgo. Fue miembro de la Royal Society, que le concedió la Medalla Hughes en 1911, la Medalla Real en 1922 y la Medalla Copley en 1935. También recibió el Premio Hopkins de la Sociedad Filosófica de Cambridge en 1920, el Premio Gunning de la Real Sociedad de Edimburgo en 1921 y la Medalla Howard Potts del Instituto Franklin en 1925.

La sociedad de ciencias naturales del Sidney Sussex College de Cambridge lleva su nombre. Las nubes en forma de anillo que se forman alrededor del hongo de una gran explosión, como en las explosiones nucleares, se llaman nubes de condensación de Wilson.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada