miércoles, 23 de abril de 2014

Los nombres de los asteroides (I)

Símbolos de los primeros asteroides (B.A. Gould, 1852)

¿Quieres pasar a la posteridad? ¿Te gustaría que un asteroide llevara tu nombre? ¿O simplemente tienes curiosidad por saber cómo se pone nombre a esos cuerpos celestes? En cualquier caso, te interesará lo que sigue...

Los primeros asteroides, o planetas menores, como se llaman ahora oficialmente, se descubrieron en el siglo XIX, y fueron bautizados con nombres de diosas de la mitología grecorromana. Pero muy pronto la nomenclatura se fue diversificando, primero con otros personajes de esa mitología, como la sirena Parténope, la ninfa Tetis y la musa Melpómene, y más tarde con topónimos clásicos: Masalia (Marsella), Lutecia (París)...

En un principio, siguiendo la tradición de los símbolos astrológicos de los planetas, se crearon símbolos para cada uno de los asteroides. Pero al crecer el número de objetos descubiertos y la complejidad de sus símbolos, el astrónomo estadounidense Benjamin Apthorp Gould propuso simplificar el sistema numerando los asteroides por orden de su descubrimiento, de manera que el símbolo de cada asteroide fuera su número dentro de un círculo. A mediados del siglo XIX, el círculo se sustituyó por paréntesis, más fáciles de componer en una imprenta. Así, Parténope se convirtió en (11) Parténope, y Masalia en (20) Masalia.

martes, 8 de abril de 2014

Platón y la inflación cósmica

Escucha el podcast
(Contribución de El neutrino a la LI edición del Carnaval de la Física, organizada por ZTFNews)

Imagínate una caverna subterránea, que dispone de una larga entrada para la luz a todo lo largo de ella, y figúrate unos hombres que se encuentran ahí ya desde la niñez, atados por los pies y el cuello, de tal modo que hayan de permanecer en la misma posición y mirando tan sólo hacia delante, imposibilitados como están por las cadenas de volver la vista hacia atrás. Pon a su espalda la llama de un fuego que arde sobre una altura a distancia de ellos, y entre el fuego y los cautivos un camino eminente flanqueado por un muro, semejante a los tabiques que se colocan entre los charlatanes y el público para que aquellos puedan mostrar, sobre ese muro, las maravillas de que disponen. […] Pues bien: observa ahora a lo largo de ese muro unos hombres que llevan objetos de todas clases que sobresalen sobre él, y figuras de hombres o de animales, hechas de piedra, de madera y de otros materiales. Es natural que entre estos portadores unos vayan hablando y otros pasen en silencio. […] Porque, ¿crees en primer lugar que esos hombres han visto de sí mismos o de otros algo que no sean las sombras proyectadas por el fuego en la caverna, exactamente enfrente de ellos?
Platón. La República

El pasado mes de marzo, el descubrimiento de ondas gravitacionales procedentes de los primeros instantes del Big Bang levantó mucho revuelo en las noticias. Se ha llegado a decir que se han detectado por primera vez ondas gravitacionales o que se ha demostrado que existe una infinidad de universos. Ambas afirmaciones son, como veremos, precipitadas. Por no decir falsas.

martes, 1 de abril de 2014

Monstruos, peces y parásitos

Escucha el podcast
(Actualización de las entradas publicadas en 2010 y 2012.)

Uno de los aspectos más llamativos de la divertida película Monstruos, S.A., o Monsters, Inc., es la enorme variedad de seres monstruosos que pueblan la ciudad de Monstruópolis; aparentemente, no existen en ese mundo dos seres iguales. En una escena de la película podemos ver a una de esas criaturas comiendo en un restaurante: Se acerca un trozo de comida a la boca y, cuando parece que lo va a engullir, de su boca asoma un monstruo más pequeño que se lleva el bocado. Esta monstruosidad, en todos los sentidos de la palabra, parece salida directamente de la desbordante imaginación de los guionistas; sin embargo, es uno de esos casos en los que, como decía Oscar Wilde, la Naturaleza imita al Arte.

lunes, 24 de marzo de 2014

Nuevo podcast: La guerra de los huesos

En 1802, un niño llamado Plinius Moody encontró rastros de grandes huellas de animales impresas en la roca en el valle del río Connecticut, en Massachusetts. Eran las huellas de un enorme animal bípedo con tres dedos en cada pie. Como por entonces nadie había oído hablar de dinosaurios, la palabra ni siquiera se había inventado, estos rastros se interpretaron popularmente como huellas de aves, y así las identificó también mucho más tarde, en 1845, Edward Hitchcock, profesor de geología del Amherst College...

Sigue leyendo y escucha el podcast en Zoo de fósiles

lunes, 17 de marzo de 2014

La nueva "Cosmos": Para ese viaje no se necesitaban alforjas


Con un poco de retraso, debo reconocerlo, he visto el primer episodio de la nueva versión de Cosmos, la célebre serie de Carl Sagan. Y me ha decepcionado. Por muchas razones.

viernes, 14 de marzo de 2014

2014, Año Internacional de la Cristalografía

Cristales de calcita sobre una matriz de roca
(Neptunerover, 2009)
Escucha el podcast

(Publicado originalmente en Madrid Sindical)

Desde la antigüedad, la belleza de los cristales ha fascinado a la humanidad. En el siglo I de nuestra era, Plinio el Viejo escribía en su Historia Natural sobre el cristal de roca, con caras hexagonales tan lisas que ningún artesano sería capaz de igualarlas. Los chinos y los indios conocían desde antiguo la cristalización de la sal y el azúcar.

viernes, 7 de marzo de 2014

Un grillo de matorral en la sierra

(Contribución de El neutrino a la XXIX Edición del Carnaval de Biología, organizada por ZTFNews.org)

Este bicho que fotografié el 6 de julio del año pasado en la Cuerda Larga de la sierra de Guadarrama
es un saltamontes longicornio o grillo de matorral.

Los grillos de matorral forman la familia de los tetigoníidos (Tettigoniidae) dentro del orden de los ortópteros (grillos y saltamontes). Se diferencian de los saltamontes verdaderos por la longitud de las antenas, largas y flexibles en los tetigoníidos (de ahí que también se les llame saltamontes longicornios), mientras que en los saltamontes son cortas y rígidas. Aunque en la foto no se aprecian bien las antenas, al bicho le dio por moverlas y han salido borrosas.

viernes, 28 de febrero de 2014

Nuevo podcast: Un cinturón de asteroides muy holgado

En 1979 se lanzó el videojuego “Asteroides”, que llegó a ser uno de los más populares de la época. Pocos meses después se estrenó la película “El imperio contraataca”. Ambos tienen en común el retrato que hacen de los cinturones de asteroides; un retrato bastante poco realista...

Sigue leyendo y escucha el podcast en El neutrino

lunes, 24 de febrero de 2014

Nuevo podcast: Los primeros dinosaurios

Desde hace milenios se vienen desenterrando fósiles de dinosaurio. En China se los consideraba huesos de dragón, y aún hoy se usan en la medicina tradicional. En Europa se creía que eran los restos de gigantes. Pero las primeras descripciones académicas de fósiles de dinosaurios no se hicieron hasta finales del siglo XVII. El naturalista inglés Robert Plot, catedrático de química en Oxford y conservador del Museo Ashmoleano de esa universidad, publicó en 1677 una descripción de un fragmento del fémur de un gran animal; como era demasiado grande para pertenecer a ninguna de las especies que habitan en Inglaterra, lo atribuyó primero a un elefante de guerra romano, y después a uno de los gigantes que según la Biblia murieron en el Diluvio Universal. En 1699, su sucesor en el Museo Ashmoleano, el galés Edward Lhuyd, describió un diente fósil que ahora sabemos que pertenecía a un dinosaurio...

Sigue leyendo y escucha el podcast en Zoo de fósiles

viernes, 21 de febrero de 2014

Un lustro de El neutrino

El próximo domingo, 23 de febrero, El neutrino cumple cinco años, un lustro. Fue mi amigo Alfonso, que también anda celebrando el aniversario de su blog, quien me animó a comenzar esta aventura. Lo que le agradezco enormemente, por todas las satisfacciones que me ha traído.