miércoles, 7 de octubre de 2009

La cara oculta de la Luna


Hoy hace cincuenta años, menos de un mes después de ser los primeros en estrellar una sonda espacial en la Luna, los soviéticos ganaron otra etapa de la carrera espacial: El 7 de octubre de 1959, su sonda Luna 3 tomó las primeras fotografías de la cara oculta de la Luna.

Luna 3 fue además el primer vehículo espacial que utilizó con éxito sensores y giroscopios para estabilizar su orientación en el espacio. Para fotografiar la Luna, la sonda orientó uno de sus ejes hacia el Sol y usó una fotocélula para apuntar las cámaras.

Luna 3 era una sonda automática de forma más o menos cilíndrica, de 1,3 metros de longitud, 1,2 de diámetro máximo y 278 kilos de peso, equipada con células solares para recargar sus baterías, insuficientes por sí mismas para la misión, más larga que las de sus predecesoras. Fue lanzada desde el cosmódromo de Baikonur el 4 de octubre de 1959 y se colocó en órbita alrededor del sistema Tierra-Luna. Tres días más tarde llegó a nuestro satélite. Sus dos cámaras fotográficas se activaron cuando la fotocélula detectó la cara oculta de la Luna iluminada por el Sol. Luna 3 tomó veintinueve fotografías, con las que cubrió el 70% de la cara oculta a unos 65.200 kilómetros de altitud. Las fotografías se revelaron automáticamente a bordo y comenzaron a transmitirse punto a punto a la Tierra el 8 de octubre, pero los primeros intentos fallaron por la debilidad de la señal, y sólo se pudieron recibir 17 fotografías de mala calidad hasta el 18 de octubre. El 22 se perdió el contacto con la sonda, lo que impidió una segunda transmisión que hubiera mejorado la calidad de las fotografías recibidas. El 29 de marzo de 1960, después de haber completado once órbitas alrededor del sistema Tierra-Luna, Luna 3 se quemó en la atmósfera terrestre.


Las fotos de Luna 3 mostraron un terreno montañoso muy diferente de la cara visible de la Luna, con sólo dos regiones oscuras, que fueron bautizadas Mar de Moscú y Mar de los Sueños. Por desgracia, posteriormente se ha descubierto que el Mar de los Sueños está compuesto en realidad por un mar más pequeño, el Mar del Ingenio, y varios cráteres, de manera que el Mar de los Sueños ya no aparece en los mapas de la Luna.



El mismo día que Luna 3 tomaba las fotografías, murió el tenor Mario Lanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada