viernes, 16 de octubre de 2009

El "eslabón perdido" de los pterosaurios



Darwinopterus
Mark Witton, University of Portsmouth

Los pterosaurios, reptiles voladores emparentados con los dinosaurios, dominaron los cielos durante la era Mesozoica, hace entre 228 y 65 millones de años. Convivieron con los dinosaurios, y se adelantaron a las aves en unos 75 millones de años. Hasta ahora, los pterosaurios se dividían en dos grupos diferenciados, los ranforrincos y los pterodáctilos.

Los ranforrincos, más primitivos, aparecieron en el Triásico superior y se extinguieron a finales del Jurásico. Se caracterizan por su pequeño tamaño y por su cola larga.

Los pterodáctilos, descendientes de los ranforrincos, aparecieron en el Jurásico medio, y no se extinguieron hasta finales del Cretácico. Se distinguen principalmente por tener la cola corta y los huesos de las alas más largos. Muchos carecían de dientes y tenían crestas óseas en el cráneo.








Rhamphorhynchus, un ranforrinco.



Quetzalcoatlus, un pterodáctilo.


En el registro fósil, los dos grupos estaban completamente separados; no se conocían formas intermedias. Hasta ahora. Un grupo internacional de paleontólogos de la Universidad de Leicester (Inglaterra) y del Instituto Geológico de Pekín (China), ha descubierto los restos fósiles de un nuevo pterosaurio que encaja perfectamente entre los dos grupos. Bautizado con el nombre de Darwinopterus modularis, vivió hace 160 millones de años en el noroeste de China. Era un animal del tamaño de un cuervo, de largas mandíbulas, dientes afilados y cuello flexible, de vuelo rápido, que cazaba otros animales voladores: pequeños mamíferos planeadores, dinosaurios emplumados antepasados de las aves, y otros pterosaurios.

La anatomía de Darwinopterus es intermedia entre los ranforrincos y los pterodáctilos, pero no porque sus caracteres sean intermedios en su conjunto, sino porque es un mosaico de caracteres "arcaicos", de ranforrinco (el tronco, las alas cortas y la larga cola), y caracteres "avanzados", de pterodáctilo (la cabeza y el cuello). Así, parece que la evolución de los pterosaurios se realizó de forma "modular", por bloques. De ahí el nombre específico (modularis) que ha recibido el nuevo fósil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada