viernes, 9 de abril de 2010

Los primeros animales que no respiran oxígeno

Escucha el podcast
En el fondo del mar Mediterráneo existen seis cuencas anóxicas hipersalinas, lagos submarinos con una concentración tan alta de sal que sus aguas no se mezclan con las aguas oxigenadas que los cubren. Estas cuencas son vestigios de la desecación del Mediterráneo que ocurrió hace cinco millones y medio de años. En los sedimentos acumulados bajo esas cuencas, ricos en sulfuro de hidrógeno, tampoco hay oxígeno, y hasta ahora se creía que sólo estaban habitados por virus y organismos unicelulares. Pero tres expediciones realizadas por un equipo de científicos italianos y daneses a una de esas cuencas, la de L'Atalante, situada 192 kilómetros al oeste de Creta, ha descubierto tres especies de animales pluricelulares que viven en esos sedimentos completamente privados de oxígeno. Se trata de tres especies de loricíferos, unos animales hermafroditas de menos de un milímetro de longitud que viven en los sedimentos del fondo del mar y que no fueron descubiertos hasta la segunda mitad del siglo XX. Las células de estas nuevas especies carecen de mitocondrias, los orgánulos encargados de la respiración aeróbica; en su lugar, tienen hidrogenosomas, unos orgánulos productores de hidrógeno, presentes en ciertos microorganismos anaerobios, que probablemente evolucionaron a partir de las mitocondrias. Son los primeros animales conocidos que no necesitan oxígeno para vivir.

2 comentarios: