lunes, 30 de enero de 2012

Nectocaris, el primer cefalópodo

Los yacimientos de los esquistos de Burgess, en las Montañas Rocosas de Canadá, llevan más de un siglo suministrando nuevos ejemplares a los paleontólogos, y sorpresas al mundo de la ciencia. Estos yacimientos, donde se descubrieron los restos de Aysheaia y de Anomalocaris, de los que ya hemos hablado aquí, albergan una increíble colección de fósiles procedentes del periodo Cámbrico, hace más de 500 millones de años, en los que se han conservado incluso las partes blandas de los organismos que no suelen fosilizarse...

Sigue leyendo y escucha el podcast en Zoo de Fósiles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada