sábado, 22 de agosto de 2009

Científicos (casi) olvidados: Samuel Pierpont Langley


Hoy se cumplen 175 años del nacimiento del físico, astrónomo e inventor estadounidense Samuel Pierpont Langley.

Samuel Pierpont Langley nació en Roxbury, a las afueras de Boston, el 22 de agosto de 1834. Fue asistente en el observatorio de la Universidad de Harvard, catedrático de matemáticas en la Academia Naval de Annapolis, director del Observatorio Allegheny, profesor de astronomía en la Universidad de Pittsburgh, tercer secretario del Instituto Smithsoniano y fundador del Observatorio Astrofísico Smithsoniano.

En 1881, Langley inventó el bolómetro. Un bolómetro es un aparato que mide la energía de la radiación electromagnética que incide sobre él. El bolómetro de Langley, usado para detectar la radiación infrarroja, consistía en dos tiras de platino cubiertas de hollín y conectadas a una batería y a un galvanómetro de manera que cuando una de ellas se exponía a la radiación era posible medir la variación de resistencia eléctrica provocada por el calentamiento del platino. El aparato era capaz de detectar la radiación infrarroja emitida por una vaca a cuatrocientos metros de distancia.

En 1886, Langley recibió la Medalla Henry Draper de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos por sus contribuciones a la física solar. Sus observaciones sobre la radiación infrarroja sirvieron para realizar los primeros cálculos sobre el efecto invernadero.

Samuel Pierpont Langley fue también un pionero de la aviación. Experimentó con aviones no tripulados propulsados por gomas elásticas y por máquinas de vapor, pero no tuvo éxito en los vuelos tripulados. Construyó un brazo rotatorio, de efecto similar a un túnel de viento, para probar sus modelos.

Samuel Pierpont Langley murió en Aiken (Carolina del Sur) el 27 de febrero de 1906.

La unidad utilizada para medir la radiación solar recibe el nombre de Langley. Un Langley equivale a una caloría por centímetro cuadrado. También se han llamado Langley varios navíos de la marina estadounidense a lo largo del siglo XX. Además, llevan el nombre de Langley una base aérea militar y un centro de investigación de la NASA, ambos en Virginia, y un monte de la Sierra Nevada de California. El Instituto Smithsoniano concede desde 1908 la Medalla Langley para premiar investigaciones especialmente meritorias en el campo de la ciencia aeroespacial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada