jueves, 18 de mayo de 2017

Mi vecino el picapinos

Hace unos días, paseando cerca de mi casa (en Tres Cantos, al norte de Madrid), un golpeteo rítmico llamó mi atención. Me detuve, miré hacia arriba y allí estaba:


El pico picapinos (Dendrocopos major) es el pájaro carpintero más común de España. Yo ya había visto alguno antes, pero nunca en un entorno tan urbano. En el vídeo y las fotos no se ve, pero el árbol está junto a una calle, en un jardincito rodeado de edificios.


Ese día solo llevaba el móvil, así que la foto y el vídeo no son muy allá. Lo que sí se ve claro es que se trata de un macho, por la mancha roja de la nuca.

Al día siguiente, cuando pasé por el mismo sitio, solo se veía el agujero, aparentemente terminado. Ni rastro del pájaro.

Unos días después pasé de nuevo por allí, pero ya era tarde y estaba oscuro. Algo se movía en el agujero, pero no pude distinguir si era la cabeza o la cola del pájaro.

Por fin, un par de días más tarde he podido volver con la cámara de fotos y el teleobjetivo. Cerca del árbol se escuchaba un tenue golpeteo, pero no se veía al pájaro por ninguna parte. Hasta que me di cuenta de que estaba agrandando el nido desde dentro. Me coloqué en posición, apuntando al agujero, y me armé de paciencia. No tuve que esperar mucho, en seguida el pájaro se asomó y me dejó hacerle estas fotos.




Según la web de la Sociedad Española de Ornitología, la construcción del nido del pico picapinos comienza en mayo y dura dos o tres semanas. La puesta se realiza en junio y la incubación dura de diez a trece días. Despues, ambos progenitores alimentan a los pollos durante unos veinte días y, a principios de julio, los pollos abandonan el nido.

Seguiremos informando...

No hay comentarios:

Publicar un comentario