viernes, 3 de diciembre de 2010

La NASA, exagerando, como (casi) siempre

Hace unos días, la NASA anunció que ayer, jueves, ofrecería una conferencia de prensa para comentar "un hallazgo en astrobiología que tendrá impacto en la búsqueda de pruebas de vida extraterrestre."

El hallazgo, en resumidas cuentas, se limita a un experimento con una bacteria terrestre resistente al arsénico que vive en un lago alcalino de California. La bacteria, ya conocida, se ha cultivado artificialmente en un medio rico en arsénico y privado de fósforo, un elemento considerado hasta ahora esencial para la vida, ya que entra en la composición de los ácidos nucleicos, las membranas celulares y la molécula ATP, imprescindible para el suministro de energía a los procesos biológicos. Resulta que la bacteria es capaz de prosperar y reproducirse en ese medio, aunque más lentamente que con el fósforo. Pero "la manera en que el arsénico se incorpora a la estructura de estas biomoléculas no está clara, y los mecanismos mediante los que operan las mismas son desconocidos." O sea, que aún no se sabe qué parte del fósforo celular ha sido sustituido por arsénico, y de qué manera.

Sin menospreciar la importancia teórica del hallazgo, a mi modo de ver la astrobiología se refiere al estudio de la vida extraterrestre. El descubrimiento, qué duda cabe, es importantísimo para la bioquímica y la biología terrestre, y sí, "tendrá impacto en la búsqueda de pruebas de vida extraterrestre", pero lo único que tiene que ver con la astrobiología es que el experimento ha sido realizado por el Instituto de Astrobiología de la NASA. Ni la bacteria es extraterrestre, ni las condiciones en las que asimila el arsénico en lugar del fósforo son naturales. Una vez más ha quedado confirmado que el equipo de relaciones públicas de la NASA es insuperable a la hora de crear expectación para cualquier descubrimiento.

En La pizarra de Yuri hay más detalles sobre el descubrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada