lunes, 21 de diciembre de 2015

Nuevo podcast: Kong, las montañas que nunca existieron

El río Níger fue un misterio para los exploradores occidentales durante siglos; sólo su curso medio, al sur del desierto del Sahara, era conocido por los viajeros; nada se sabía de su nacimiento ni de su desembocadura. Debido a la compleja orografía del África occidental, el Níger nace a pocos cientos de kilómetros del Océano Atlántico, en Guinea, pero da un rodeo de cuatro mil kilómetros, primero hacia el nordeste y luego hacia el sudeste, a través de Malí, Níger y Benín, para desembocar en Nigeria, en el golfo de Guinea. El naturalista romano Plinio el Viejo, en el siglo I de nuestra era, y el explorador árabe Ibn Battuta, en el siglo XIV, creían que el Níger pertenecía a la misma red fluvial que el Nilo, y León el Africano, en el XVI, pensaba que fluía de este a oeste. Los primeros exploradores portugueses lo confundían con el curso alto del río Senegal...

Sigue leyendo y escucha el podcast en El neutrino

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada